martes, 19 de marzo de 2013

DICEN: “EL ÚNICO BAUTISMO VÁLIDO ES POR INMERSIÓN”. ¡¡De dónde inventan esa mentira!!!



La Biblia y el sentido común desmontan la falsedad escondida detrás de este argumento. Veamos estos dos casos: el bautismo de Pablo (Hch 9,17-19) en una casa de familia donde no habían ni piscinas, ni tinas, ni lagunas o ríos dentro de ella y el segundo, el bautizo dentro de una cárcel (Hch 16,33).

El término BAUTIZAR, significa SUMERGIR; pero muchos caen en el error de pensar que se refiere a “SUMERGIR EN AGUA” literalmente hablando, y por eso equivocadamente, enseñan que el único bautismo válido se hace sumergiendo a las personas en ríos, mares, lagos o piscinas.


Al profundizar bíblicamente el sentido del Bautismo instituido y vivido por JESUCRISTO (Mt 28, 18-20; Mc 10,35-40; Lc 12,50), se llega al verdadero concepto del termino BAUTIZAR. Es sumergirse, pero se está refiriendo a hacerlo en el AGUA VIVA que es JESUCRISTO; es seguir su ejemplo de no renegar de la cruz en el sacrificio de amar al prójimo hasta el extremo (Lc 9,62). El agua de un río, de una piscina o de un pequeño recipiente con el que se vierte agua en la cabeza del bautizado es solamente un símbolo externo de un misterio que se vive en el espíritu y en la vida de cada día.

Son muchísimos los que no conocen aún lo que respecto al agua para el Bautismo está establecido en un documento que fue escrito por los mismos Apóstoles: La DIDAJÉ:

“En cuanto al bautismo, he aquí como hay que administrarle: Después de haber enseñado los anteriores preceptos, bautizad en el agua viva, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Si no pudiere ser en el agua viva, puedes utilizar otra; si no pudieres hacerlo con agua fría, puedes servirte de agua caliente; si no tuvieres a mano ni una ni otra, echa tres veces agua sobre la cabeza, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.” (1)

Un documento escrito por Ignacio de Antioquía en el año 107 d. C. respecto a indicar cual es el Bautismo válido dice: 

“No es lícito celebrar el Bautismo o la Eucaristía sin el Obispo, pero lo que él aprobare, eso es también lo agradable a Dios, a fin de que todo cuanto hagáis sea firme y válido”. (2)

Si el único modo válido de bautizarse fuese por inmersión entonces millones de millones de seres humanos se verían privados y excluidos de entrar al Reino de los Cielos, de hacerse hijos de Dios: ¿Qué suerte correrían los presos, enfermos de hospitales, de hogares, habitantes de glaciares y desiertos, y alrededor de tantos ríos contaminados?

NOTA: Para quien de pronto salga diciendo que lo que diga la Didajé o Ignacio de Antioquía eso es impuesto por hombres, doctrinas de hombres, les recuerdo lo siguiente: 

La Didajé es un documento escrito por los mismos Apóstoles aproximadamente en el año 45 d. Cristo. Si lo que dice la DIDAJÉ es doctrina de hombres entonces le está diciendo doctrina de hombres a lo que los Apóstoles predicaron, en consecuencia, le está diciendo doctrina de hombres a lo que los Apóstoles escucharon y aprendieron de Jesucristo. Resumen: le están diciendo doctrina de hombres a lo que Jesucristo les enseñó a los Apóstoles.

Respecto a lo dicho por Ignacio de Antioquía. El fue discípulo del Apóstol Juan. ¿Le estarán diciendo doctrina de hombres a las enseñanzas del Apóstol Juan?, ¿al Evangelio que Juan escribió, a las enseñanzas que Jesucristo le dio?
1) DIDAJÉ, VII; aproxim. año 45 d. C.
2) Ignacio de Antioquía; Carta a los Esmirnas, VII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario